Perros de colores


En este vídeo puedes observar cómo las figuras de cartulina de unos perros parecen cambiar de color según la posición en que se pongan. Sin embargo, las tres cartulinas son exactamente iguales. Esta es una muestra más de los principios de la teoría del color. El fondo es el factor más importante. Nuestro cerebro/ojos interpretan el color de las figuras basándose en los colores que las rodean. Si el color de fondo es claro, vemos el perro con una apariencia oscura; si el color de fondo es oscuro, el perro se ve más claro.

Viaje al mundo de la ilusión

A partir de un trozo de papel surge un personaje que entra en un libro sobre ilusiones ópticas. Esta magnífica animación nos introduce en un mundo de paradojas e ilusión. Se pueden ver algunas figuras imposibles en un entorno tridimensional, con la lógica confusión de nuestro personaje, que trata de reunirse con otro personaje femenino y seguir las señales que le marca la pluma. Una bella reflexión creativa.

El hexafluoruro de azufre

Esta no es una ilusión óptica ni un truco de magia, aunque lo parece, y por eso la incluimos aquí. No es ningún truco ni tampoco agua invisible como se lee por ahí. Se trata de un recipiente lleno de un gas llamado hexafluoruro de azufre. Este gas es cinco veces más denso que el aire y puede ser vertido en contenedores abiertos como el que vemos en el vídeo. Los objetos ligeros como el barquito de papel de aluminio pueden flotar en el gas, obteniendo un efecto sorprendente. Otra curiosa y divertida característica de este gas inocuo (aunque con precaución) es que al respirarlo cambia las ondas sonoras emitidas por nuestras cuerdas vocales y hace la voz muy profunda.

La Luna en movimiento

Pon en marcha el vídeo y fija tu vista en el centro de la espiral sin desviar la mirada. Cuando llegues al final del vídeo tu cerebro estará adaptado al movimiento visual y te llevarás una sorpresa astronómica.

El reparador de la línea telefónica

Mantén fija tu vista en el punto central de la imagen que aparece en este vídeo. En un momento dado la imagen cambiará y te parecerá por un instante que la ves en color a pesar de que sólo se muestra una foto en blanco y negro. Esto es debido a un principio conocido como adaptación cromática. Es el mismo principio por el que al salir a una terraza desde una habitación muy iluminada no podemos ver las estrellas hasta que nuestra vista se adapta a una intensidad de luz inferior. También debido a esto vemos una manzana de color rojo tanto si está iluminada por la luz del sol, por una llama o por luz artificial. Este mecanismo de adaptación permite al ojo recuperarse de una excesiva sensibilidad ante un estímulo particular.

Mirada fija ubicua

Este peculiar grabado de la cara de un hombre tiene como característica lo que se conoce como “mirada fija ubicua”. Consiste en que la imagen parece mirarte y seguirte aunque te muevas de posición. Además la cara muestra diferentes expresiones según la posición desde donde la mires. Sorprendente.