Cambio de giro


Atención: No mires esta ilusión si te afectan las imágenes parpadeantes. ¿El siguiente círculo gira en el sentido contrario a las agujas del reloj (hacia la izquierda)? Si mantienes tu vista fija y sin parpadear en el punto central durante unos segundos, llegará un momento en que parece que se produce un cambio de giro en sentido contrario (hacia la derecha) y más lento. Si dejas de mirar el punto verás que el giro vuelve a ser hacia la izquierda y más rápido. La imagen es siempre la misma, no cambia. En realidad no es que gire a un lado u otro sino que alterna los colores entre el rojo y el blanco, lo que nos provoca una sensación de movimiento.

Ilusión óptica - Cambio de giro

La Luna en movimiento

Pon en marcha el vídeo y fija tu vista en el centro de la espiral sin desviar la mirada. Cuando llegues al final del vídeo tu cerebro estará adaptado al movimiento visual y te llevarás una sorpresa astronómica.

Cereales móviles

Si mueves los ojos a través de esta imagen tendrás la sensación de que los granos se mueven. No es ninguna animación sino una imagen fija. La explicación está en nuestra visión periférica, que tiende a detectar movimiento cuando se producen saltos de luminosidad en las imágenes. Además, la forma curvada y la disposición de las figuras incrementan el efecto.

Ilusión de movimiento

Cara bidireccional

Levántate de la silla, da unos pasos a la izquierda y mira esta cara en el monitor. Luego mírala situándote frente al monitor y finalmente a la derecha. Tendrás la impresión de que los ojos te siguen a pesar de haber cambiado de posición. Este efecto es similar al que puede observarse en el retrato de la Mona Lisa.

Ilusiones ópticas - Cara bidireccional